Resultado de imagen para Los tuyos, los míos y los nuestros

 

En pleno siglo XXI, vemos a diario el tema de familias desvinculadas por el tema divorcio, separación, muerte  de un miembro de la pareja, nuevas parejas, nuevas uniones y por ende nuevas familias vinculadas donde se juntan mansos y cimarrones.

De inicio hay mucho interés en complacer a tu pareja, en que las cosas salgan bien, pero nos vamos encontrando con trabas en los chicos que no armonizan, con las nuevas dinámicas familiares, etc.

Lo primero que sugiero que la pareja debe sentarse y como equipo ponerse de acuerdo en cómo manejan el tema de los hijos biológicos y los no biológicos. Deben negociar este tema, desde antes de que ocurran situaciones de mal gusto para las partes involucradas.

Temas como manejo de límites, permisos, castigos, cosas que hacer en casa, salidas, deberes, intervención del otro padre y/o madre, etc., deben conversarse.

El padre no biológico debe tratar a los chicos con mucho respeto, no hacer al otro lo que no te gustaría que te hicieran a ti, no olvidar que no eres su padre o madre, sino la pareja de uno de estos.

Los hijos comunes deben tratarse de la misma forma que los no biológicos, por ello la importancia de que la nueva pareja se haya puesto de acuerdo de antemano al respecto, manejo de las mesadas, ahorro, deberes, permisos, castigos, que no se vea que trato injustamente al no biológico.

Aprender que la justicia y equidad es básico para el manejo de los hijos. 

Si no manejamos este tema con justicia, equidad, respeto, cuidado, puede afectarse la relación de pareja.

Habrá momentos que tendremos que sentarnos los padres biológicos y sustitutos para tratar un tema que afecte a los chicos, no debemos olvidar que siempre será a favor de ellos, por lo que lo ideal es que seamos respetuosos en cuanto a comentarios mordaces en contra de los chicos y sus respectivos padres. El respeto al derecho ajeno es la paz, esto ayudará a favor de las familias involucradas.

 

RECOMENDACIONES.

  • No tome ventajas a favor de sus hijos biológicos.
  • Respete para que sea respetado
  • Atrévase a cambiar paradigmas 
  • No haga lo que le hicieron
  • No pague mal por mal
  • Atrévase a ser honesto(a)
  • Busque ayuda cuando fuese necesario
  • No olvide que lo que damos recibimos
  • Sea congruente 
  • No culpe.

 

Si nota que existe un rechazo por parte de los hijos de su pareja hacia usted, tenga paciencia, es normal que esto pase, póngase en su lugar, acérquese al hijo(a), exprese lo que percibe, sea afectivo, no lleve esto a un plano personal, negocie, sea usted, sin caretas.

Sea usted, atrévase a ser asertiva(o), exprese sus emociones, busque tiempo de calidad con los chicos, dígales que usted no quiere sustituir a su padre o madre que no está presente, sino que es la pareja de él o ella, y quiere que sean un equipo para el bien de todos.

 

Dra. Mirtha De León
Médico y Máster en Terapia Sexual y de Parejas.