«Este taller me ha servido para reconocer mis oportunidades como madre, aprender herramientas para ser una madre más eficaz, fomentar la autoestima de mis hijas, para mantener la armonía de mi hogar, aprender técnicas de comunicación en todos mis entornos y cuidar el corazón de mis hijas. He cambiado, aunque no un 100% por qué es un proceso, pero sí en ser más paciente aún en momentos críticos, entender el comportamiento de mis hijas y el objetivo detrás de ese comportamiento. ¡Gracias… a ti Betania por impartir el curso con amor, ese amor que solo Dios pone en nuestros corazones cuando tenemos el don de servirle a él a través de nuestro trabajo! ¡Un abrazo!»