«El taller me sirvió para entender que el método de crianza que utilizaron nuestros padres con nosotros, no fue favorable en muchos aspectos y por tal motivo debemos hacer cambios si queremos ver resultados mejores en nuestros hijos. Cambié un sin número de cosas, entre ellas: la forma de comunicarme con mis hijos, comprender ciertos comportamientos, explorar opciones ante una eventualidad para ayudarles a encontrar soluciones.”